Triki Triki Bang Bang

El diario olé, al margen de que necesita un buen curso de photoshop urgente, fue la construcción de un emporio del mundo del fútbol y del periodismo deportivo. Una de las razones de necesitar un diario de deportes fueron las cantidades exageradas de egresados de la carrera de Periodismo deportivo. Pero hay otras razones. El diario Olé fue la destrucción de la revista El Gráfico que por ese entonces era semanal y que cubría gran parte de lo que hoy cubre en forma barroca el Olé. Fundamentalmente, Olé como emporio es una creación a partir de un riguroso estudio de mercado: su estética y sus contenidos (la construcción editorial) apuntan directamente a lo popular, desde esos colores chillones hasta sus tapas geniales algunas, otras menos geniales, fueron un avance en su momento; ahora repiten la fórmula. Ni hablemos de los contenidos.

Hace unos días este diario nacido desde un estudio de mercado, sacó una revista destinada desde el vamos, desde el texto del lanzamiento, a un público que hasta ahora nadie se había ocupado. Así nace Tiki Tiki, la revista teen deportiva destinada a las nuevas generaciones viciadas de nuevas tecnologías y videojuegos. Este parece ser el sector, el tipo de público al que apunta TikiTiki: “Ya salió la nueva revista para los chicos, con pósters 3D de los cracks y un Atlas Mundial. No faltarán las novedades de los juegos de consolas como el Pro Evolution Soccer 2009. Las 44 páginas de TIKI TIKI llegan bien acompañado por el Atlas Mundial de Fútbol con un repaso didáctico por todos los países que jugaron alguna Copa del Mundo. Viene con datos geográficos, históricos, culturales y deportivos. Y con una plancha de stickers para completar tu Atlas. Además, podrás coleccionar los Tiki Stars, pósters 3D para armar con las cracks del mundo. En el debut: Messi y Beckham. Y como si fuera poco, te llegan las fichas de los grandes clásicos mundiales”.

Destacable lo del Atlas. Lo demás es sumamente discutible: el concepto de deporte global es un error, lo que Tiki Tiki promueve no es lo global sino lo televisivo que siempre es un recorte no integral de lo global. Despreciar lo local y solamente enfocarse en las estrellitas de Europa, o de los argentinos en Europa, y todo esto destinarlo a los más chicos, es seguro la prueba del delito. Lo que quiero decir está ya bastante claro con los Tiki Stars 3D: Beckham y Messi. ¿Y Salvio?

tiki taca

Anuncios